contacto

Noticias

Londres perdio el numero 1

Londres, sinónimo de alta escala social, deja su título de ciudad más cara del mundo a Nueva York y Hong Kong.

Según la investigación de Savills, que tiene como factores referentes los costos inmobiliarios y el trabajo anual en una oficina para un empleado, la capital británica abarata el costo de vivir en ella. Desde 2014 la mega urbe del Reino Unido había dormido en el trono; pero la caída de la libra esterlina ante el poder del dólar norteamericano, el desacelerado auge de los negocios de bienes raíces, y la ruptura con la Unión Europea, se conjugaron para "quitarle" tal distinción.

Yolande Barnes, Directora de investigación de Savills, señaló que el “Brexit ha hecho más competitivo a Londres, por lo menos en términos de costo”, expresó. De acuerdo con la propia consultora inmobiliaria, hace apenas un año el coste de implantación de un empleado en Londres, incluyendo residencia y oficina, era más del doble que en Miami o Shanghái y tres veces más alto que en Dublín o Berlín.

Especialistas apuntan que mientras en Londres se desacelera las rentas de las viviendas, en Nueva York ha aumentado. En la urbe estadounidense el total de los gastos anual de alojamiento para un empleado resultó de $ 114.010 al cierre del mes de julio; incremento de un 2% a partir de diciembre del año pasado.

Según datos oficiales, el costo de Hong Kong subió un 1% a $ 100.984; mientras los importes de Londres cayeron un 11%. Se redujo al equivalente a $ 100.141 dólares. El registro anterior permitió que en diciembre de 2015, Nueva York se colocara en una escala similar a la ciudad inglesa, aunque para este año esta última quedó relegada.

El informe revela además que Tokio subió al cuarto lugar en la lista, con el aumento de los gastos de alojamiento un 22% a $ 85.334. El estudio de Savills funciona además como un indicador orientativo de los costes que una compañía tendría que pagar en diferentes ciudades del mundo.

Pero también proporciona datos acerca del gasto que un profesional de clase media tendría que afrontar en dichas ciudades. Yolande Barnes, investigadora principal del estudio, ha explicado que "la productividad de las ciudades y el valor que aportan a la economía global claramente tiene un efecto pronunciado en la demanda y, por lo tanto, en los costes de alquiler".

Aug, 2016